domingo, 19 de marzo de 2017

Indulto de López Simón y tres orejas para el Juli


Valencia. Feria de Fallas. 11ª de abono. Casi lleno.

Toros de Garcigrande - Domingo Hernández.

Julián López "El Juli": Oreja y dos orejas.

Alejandro Talavante: Saludos y silencio (tras aviso).

Alberto López Simón: Silencio (tras aviso) y dos orejas simbólicas (indulto).

Una tarde soleada, con viento para esta última de la Feria de Fallas en el día de San José. Una corrida igualada, que no se empleó en varas, se dejó hacer pero falta de entrega. Al 4ª se le dio la vuelta al ruedo muy protestada por el público y el 6º fue indultado nº 111 de nombre Pasmoso. Fue aplaudido el picador Ángel Rivas en el sexto. Se desmonteró Vicente Osuna en banderillas en el sexto.

Vestía un terno azul rey y oro el Juli que ya recibía al primero de la tarde de Gracigrande con lances a la verónica a pies juntos. Brindó el toro al niño Adrián. Inició apoyando la rodilla en tierra, por bajo, abriendo los caminos del astado. Pases en el tercio llevando al toro con suavidad y ligando. Suena la música. Insiste por la diestra con un toro que quiere pelea y mete la cara. Con confianza Julián, que cambia al natural, el astado caminaba un poco y el diestro perdía pasos, muy fija estaba la res en la muleta. El viento molesta y vuelve Juli a la mano derecha, que es el pitón más potable del toro con una serie rotunda. Le ganó la partida el matador a su oponente con total claridad. Estocada desprendida y oreja para el madrileño. -Toreaba con prontitud a la verónica el Juli al segundo de su lote. Brindó al respetable, sacando al toro a los medios, probando a su antagonista con
los engaños. El toro era andarín, pases al natural le propinaba el diestro a un animal obediente, pero que no se rebozaba en la muleta. Daba distancia, y los pases se sucedían, pero el toro estaba falto de calidad. Muleta poderosa del Juli que iba alternando los pitones en cada serie ligada. Se clavó el torero en el albero para lidiar en un palmo sin moverse, a este castaño que repetía los envites. Tiraba de técnica el de Madrid, buscando las vueltas y haciendo una tauromaquia para ayudar al astado a embestir mejor, muy sobrado Julián ante este ejemplar. Estocada atravesada y descabello para recoger dos trofeos y ser el triunfador de Fallas.

Quite de Talavante por Chicuelinas al primero. Salió el segundo, de Domingo Hernández, al que paró con el percal Talavante, para veroniquear sacando al animal hacia fuera. Comenzó el torero extremeño en los medios toreando con la zurda, genuflexo y llevando al morlaco por bajo. Continuó al natural toreando con belleza, a un ejemplar que tenía ritmo y prontitud embistiendo con brío. Cambió al pitón derecho, Talavante se la dejaba puesta, pero perdía el toro las manos y afeaba el pase, aún así muy firme se hallaba el matador que acortó la distancia, para alternar de pitones, una pena la faena fue de más a menos. Volvía a alternar de pitón tirando la espada de ayuda, para colocarse entre la testuz del animal, y desplante de valentía arrojando la muleta al albero. Pinchazo, media estocada y descabello. -Quite de Talavante por verónicas al cuarto. El quinto de la suelta, y segundo de Garcigrande era saludado de capa por Talavante sin tener lucimiento. Brindaba al respetable el diestro, situándose en los medios toreando al natural sin probaturas, el toro se colaba y casi arrollaba al matador. Cabeceaba el burel en su embestida. Arrancaba la banda, mientras Talavante cambió al pitón derecho. Rebrincaba el toro en el encuentro con la flámula, ejecutó una buena serie de naturales el extremeño, que insistía con ese toreo, muy firme contra. un ejemplar con teclas que tocar. Valeroso, en una distancia más corta y aguantando los envites, con otro desplante sin muleta. Cuatro pinchazos y un golpe de verduguillo.

Quite de López Simón por tafalleras al segundo toro. Ataviado de estreno, de color fucsia y oro aparecía López Simón saludando al primero de su lote, suelto de condición, hasta que el madrileño lo metió en la capa con verónicas al paso. Brindó a su padre y al abuelo. Empezó la faena de muleta de rodillas entre las dos rayas, con la mano diestra. tras otra tanda en pie sonaba el pasodoble, se descalzaba el torero capitalino como es habitual en él para seguir la lidia. Al natural molesta el aire, por eso utilizaba el diestro la espada de ayuda para seguir hilvanando pases con la franela. El toro metía la cara, pero estaba justito y eso que apenas fue picado. Muy arrebatado el toreo de López Simón que calaba en los tendidos. Unos circulares y buscó las cercanías, el torero continuó con un repertorio de muletazos con mucha disposición. Remates por bernardinas. Dos pinchazos, media y tres descabellos. -Quite de López Simón al quinto por el lance que inventara Chicuelo. Aparecía en el ruedo el sexto de la corrida y último de la feria valenciana, al que toreaba López Simón con verónicas. Brindaba al público e iniciaba el torero en el centro del anillo dos pases cambiados por la espalda conectando con los tendidos. La banda tocaba ipso facto, y primeros pases con la diestra a este cornúpeto que embestía con más alegría y fijo en la franela, al que llevaba con largura el diestro. Al natural el concepto no cambiaba y López Simón lo llevaba embebido en la muleta. Volvió a la diestra con un toreo en redondo, toro de calidad que transmitía al respetable y al diestro se le podía ver a gusto delante de este ejemplar. Fue por los aceros y la gente pedía el indulto del toro de Domingo Hernández mientras López Simón continúa toreando. Asomó el pañuelo naranja, indulto a este "Pasmoso" nº 111, colorado ojo de perdiz de Domingo Hernández.