miércoles, 15 de marzo de 2017

Oreja para un firme Paco Ureña en Valencia

Valencia. feria de Fallas. 6ª de abono. Casi media entrada.

Toros de la ganadería Jandilla - Vegahermosa.

David Mora: Silencio y silencio (tras aviso).

Paco Ureña: Vuelta al ruedo (tras aviso) y oreja.

Javier Jiménez: Silencio y silencio.

Una tarde soleada y con viento racheado en el coso de la calle Xàtiva. Una corrida igualada, con un fondo de nobleza pero muy justa de fuerzas. Javier Jiménez se desmonteró en el paseíllo. Saludó Ángel Otero en banderillas en el primero. 

El cornúpeto que abría la quinta de abono estaba en el piso y era recibido por David Mora con lances a la verónica. Replicó el quite por chicuelinas. Brindó el toro al niño Adrián y a Padilla. Sacó al morlaco al tercio e inició al natural, perdiendo algún paso el diestro, y arrancaba la música. El animal embestía rebrincando, justito de motor, pero se dejaba hacer. Por la diestra demuestra más brío la res, lo encauzaba Mora pero no se le notaba a gusto, poca emoción. Alternó de pitón, pero los pases eran más cortos y tardíos. Dos pinchazos y estocada. -Saludaba veroniqueando  sin lucir mucho al segundo de su lote el toledano. Quite por verónicas. Accidentado fue el tercio de rehiletes, por las condiciones del burel. muy protestado por su carencia de fuerzas. David Mora lo llevaba a media altura en el comienzo de faena, toreando entre las dos rayas, por el pitón derecho. El astado tenía un punto de fijeza pero arrastraba las manos. apenas se movía muy limitado Al natural pases sin transmisión, no
existían las opciones de triunfo, y además el torero era pisado y cayó al albero quedando a merced, pero sin consecuencias. Dos pinchazos y estocada tendida.

Quite con intenciones de Ureña al primero por gaoneras. Saludo capotero al segundo de los toros con verónicas llevando el toro hacia afuera, ovación. Lo colocó en varas con chicuelinas al paso. Brindó el toro a Adrián y sus familiares. Comenzó el murciano con estatuarios, para seguir con un toreo al natural metiendo riñones y bajando la mano, muy firme. Insistía por ese pitón, la música se deja oír en el ruedo. El toro humilla y acude al cite. Situado el matador en los medios lidiando con la diestra, a un enemigo que embestía con bondad, pero faltaba un tranco, dejándose guiar por los engaños. Los pases de uno en uno por la izquierda porque el astado a esas alturas de faena se había venido un poco abajo, pero llegaban al público. Remataba con ayudados por alto. Estocada trasera y dos descabellos. -Capote en mano y a la verónica recibía Ureña al quinto de la corrida. El de Lorca iniciaba con doblones, para luego cambiar los terrenos y llevarlo a los medios del anillo. Con la diestra pegaba dos tandas, pero el astado no es claro en el envite, se queda corto. La banda tocaba, la faena iba creciendo, lo mejor de la res, la fijeza. Al natural Paco Ureña bajaba la mano tirando de su antagonista para robarle los muletazos. Entrega del torero con firmeza. Remató con manoletinas. Estoconazo en los medios con recompensa.

Quite por tafalleras al segundo. El castaño de capa, tercero de la suelta, fue aplaudido de salida. Lo paraba con el Percal Javier Jiménez para torear con verónicas a pies juntos. Brindó al respetable e inició el último tercio también pies juntos alternando de pitón. El toro acudía con prontitud, con la diestra lo quería llevar el de Espartinas, buen son del toro, pero muy justo de fortaleza. Al natural Jiménez lo llevaba largo, aprovechando el relance del Jandilla. De nuevo la franela en la diestra, seguía dándole pases pero faltaba la ligazón. Remató con bernardinas. Media estocada y golpe de berduguillo. -A puerta gayola se fue el sevillano, rodillas en tierra, pero el astado lo arrolló de salida, con prontitud recobró la verticalidad el diestro para lancear a la verónica al último y sexto de la tarde. De rodillas inicia pegado a tablas el último tercio, una vez en pie es volteado feamente, pero el valeroso diestro volvía muleta en mano. El toro comienza a perder brío, Javier Jiménez se la dejaba en la cara, pero el animal está muy justo. Fijo el burel como toda la corrida. Por el pitón izquierdo lo administra, con inteligencia, para ganarse el apreció del público. Cambió a la diestra para una nueva serie. Remataba con manoletinas. Pinchazo y estocada.