lunes, 3 de abril de 2017

Daniel Crespo: "Espero una temporada bonita"

Foto Eva Morales.
José M. Femenía- El novillero portuense Daniel Crespo inició su nueva andadura en este 2.017 en el Festival Taurino homenaje a "Manolete" cortando dos orejas a un novillo acompañado por figuras de renombre del panorama taurino. Año importante para nuestro paisano donde la preparación está siendo a tope y en sus ademanes taurinos se ve reflejado un punto más de madurez. Siempre desde la humildad más absoluta, Crespo continúa trabajando y entrenando con tesón e ilusión para que este año las cosas puedan salir lo mejor posible para el novillero.

Bueno torero, en Jaén ha sido la primera toma de contacto para la nueva temporada, ¿cómo te viste?
Las cosas salieron mejor imposible porque era la primera de la temporada y llevaba sin torear desde el mes de septiembre, pues la verdad meterme en ese festival con esas figuras la presión era grande por ese tiempo que dije que llevaba sin torear y las cosas salieron mejor de lo que pensaba.

¿Qué podrías destacar de esa faena al novillo al que le cortaste las dos orejas en el coso jiennense?
Lo mejor, lo que más destacaría fue lo despacio que pude torear tanto de capote como de muleta, lo toreé muy despacio y para mi eso fue lo mejor de la faena.

¿Cuales fueron las sensaciones al participar en ese homenaje al gran maestro Manolete y a la vez hacer el paseíllo con esas figuras del toreo?
Eso es un sueño cumplido, uno cuando comienza y quiere ser torero, esos son los espejos donde uno se mira día a día y poder hacer un paseíllo al lado de ellos pues es lo dicho, un sueño cumplido.

Foto Eva Morales.

¿Qué esperas de esta nueva temporada?
Esperemos que sea una temporada bonita, que haya muchas novilladas, y sobre todo que cojamos  ya ese punto de fuerza e influencia importante para encarrilar la alternativa y que todo salga lo mejor posible.

Según Diario de Cádiz, le empresa que gestiona la Plaza Real  de nuestro coso portuense cuenta contigo, claramente te lo ganaste el año anterior en la plaza, ¿qué recuerdas de aquella tarde?
Recuerdo que era una tarde en la que tenía muchísima presión porque llevaba bastantes años, exactamente cuatro años sin ir a El Puerto y para mi era una fecha clave marcada en el calendario. Recuerdo una preparación muy intensa de cara a esa novillada y aunque no se triunfó digamos de forma rotunda porque solamente pude cortar una oreja y no pude salir por la puerta grande, en la faena al segundo novillo creo que me rompí, era un novillo que nadie apostaba por él y pude hacerle una buena faena y arrancarle una oreja de peso.

¿Es verdad, como dicen muchos toreros, que es diferente torear en El Puerto?
Para mi sí lo es, es totalmente diferente, es una plaza especial con otro sabor y yo he tenido la suerte de torear en muchas plazas y la labor de torear en ésta y la torería que tiene la plaza de El Puerto la encuentro en muy pocas plazas.

Me consta que sigues entrenando a tope, además alguna vez que otra te he visto venir de correr, ¿qué tal el aspecto físico y mental de cara al nuevo año que tienes por delante?
Me veo a tope, a tope, vamos, como siempre pero este año me estoy especificando mucho y tengo la suerte de que estoy yendo al campo más que otros años e intensificando muchos los entrenamientos para que oportunidades como la que salió el otro día en Jaén, cuando vuelvan a salir que no se escapen.

La profesión a la que te dedicas es la más bonita del mundo, pero a la vez está llena de dificultad y sacrificio, y las prisas nunca fueron buenas, ¿Cuando te preguntan por la alternativas que dices?
Yo llevo una carrera, una profesión que se va haciendo día a día, las cosas no te llegan, y  claramente las cosas te las tienes que ganar y no hay otra forma que trabajar, entrenar todos los días y aprovechar hasta los tentaderos, porque hay gente que te ve, que comentan y hablan y eso te ayuda que vayas a un sitio y  a otro y sobre todo aprovechar las oportunidades. Aquí el ritmo lo vas marcando tú, no el tiempo sino tú, vas aprovechando las oportunidades y yo lo que quiero ahora mismo es intentar aprovechar el presente porque eso es de alguna manera lo que me va a ayudar a conseguir mi objetivo.