jueves, 29 de junio de 2017

Felicidades a la Cafetería El Paseíllo por su 15 Aniversario

José Manuel Femenía- En el día de ayer el establecimiento  hostelero y taurómaco “Cafetería El Paseíllo”, cumplió su 15 Aniversario. Quince temporadas de alternativas  lleva su gerente; Paco Moreno al pie del cañón. Paco se curtió como novillero en el afamado y conocido bar Los Pinchitos, donde conoció a la que hoy es su actual esposa que le ha dado dos hijos maravillosos. Paco dio el salto al magisterio de regentar su propio negocio. No cabe duda de que El Paseíllo es un culto a la tauromaquia, solo con ver su situación, en la calle Valdés, a escasos cincuenta metros de la Plaza Real.

En esta cafetería, la más torera, además de disfrutar de las tertulias taurinas, te encuentras con un sinfín de anécdotas, y a veces tienes la suerte de ver por esos lares a gente del toro, maestros como “Espartaco”, Emilio Oliva, Rafael de Paula, Juan José Padilla, Emilio Muñoz, Manuel Caballero, Dávila Miura, Morante de la Puebla, Jesuli de Torrecera entre otros, los profesionales locales nunca faltan a una cita como es el caso de Gregorio Cruz Vélez, el matador Alejandro Morilla o el novillero Daniel Crespo, al igual que toreros de plata, picadores y otros profesionales del sector taurino

Este establecimiento, es un lugar de peregrinación para el aficionado, donde el previo a una corrida de toros se transforma en una liturgia para el público asistente, con un ambiente casi inigualable. Los desayunos del Paseíllo tienen su impronta, al igual que las meriendas y las copas. Templo del toreo, pues su decoración así lo muestra, también cuenta con una biblioteca semi -pública del mundo taurino, a la que cualquier cliente puede acceder sin ningún tipo de reparo o pudor. Disfrutando así del conocimiento de la cultura torera mundial.

Paco también ha tenido la suerte de vivir muy de cerca en el mundo taurino, pues fue mozo de espadas de Marcos Cruz, ayuda de Víctor Coronado y también ayuda y chófer del mismísimo Rafael de Paula, casi nada al aparato, además ha  visto muchas corridas de toros por toda nuestra geografía española y sobre todo es muy buena persona intentando siempre echar una mano al que se lo pide.

El día de su 15 aniversario, 28 de junio de 2.107, disfrutamos de un día de arte en la cafetería El Paseíllo, y por esos quince años de balance hosteleros taurinos quiero desearte muchas felicidades, amigo Paco, y aunque a veces las cornadas de la vida vengan con fuerza, mejor tu que nadie para reponerte y seguir la lidia de ese burel.