sábado, 10 de junio de 2017

Garrido presente en las XXXII Jornadas Taurina de Algeciras

Garrido repasa su intensa carrera profesional en las Jornadas de Tauromaquia de Algeciras.

El matador de toros José Garrido fue el protagonista en la tercera tertulia de las Jornadas de Tauromaquia de Algeciras. Un acto que se desarrolló en el edificio la Escuela de Algeciras y que estuvo moderado por el periodista Javier Bocanegra.

El torero revelación de la pasada temporada hizo un recorrido sobre su trayectoria profesional y un repaso en sus inicios en la Escuela Taurina de Badajoz hasta que debutó con caballos y luego su doctorado como matador de toros. Garrido explicó como salió de su casa con 15 años para viajar hasta la finca de Los Alburejos donde comenzó a fraguarse como torero. "Era la primera vez que salía de mi casa, fue un momento duro pero me sirvió para lo que venía. En la finca de Álvaro Domecq estuve tres meses y allí viví bonitas experiencias".
Bocanegra fue hilando una conversación en la que Garrido detalló que sus comienzos no fueron felices, "me tuve que ir a buscarme la vida al norte a ferias de novilladas y a plazas difíciles para ir abriéndome camino". También durante la conversación se tocaron temas como el futuro de la Fiesta y los ataques que sufre, "es el momento de trabajar en común para llevar gente a la plaza. Las corridas de toros son un revulsivo económico en cada una de las ciudades donde se celebran". Respesto a los políticos que atacan a la Fiesta, garrido fue tajante, " me gustaría retarme con Pablo Iglesias y preguntarle que le pasa y porque quiere quitar los toros".

También Garrido confesó que la plazas que más le motiva es Bilbao y que está muy ilusionado en hacer el paseíllo por primera vez en Algeciras. " No conozco la plaza pero vengo con la ilusión de poder expresarme delante de un toro". Recordó como quiso a aprender a torear antes que a ser torero y su formación en la Escuela de Tauromaquia de Badajoz que fundara su abuelo. Para Garrido, " la técnica en el toreo es fundamental, sin la técnica es imposible estar delante de un toro".