viernes, 2 de junio de 2017

Jaime Marco Gómez "El Choni"

José M. Rojas- Nació en el barrio de Sagunto, de Valencia, el 15 de enero de 1920.
Dio sus primeros pasos en el toreo bufo. Comenzó su andadura taurina toreando en la parte seria del espectáculo cómico-taurino-musical “El Empastre”.
Toreó algunas novilladas sin caballo por las plazas levantinas, hasta que el 9 de noviembre de 1941, en la plaza de Las Arenas de Barcelona, debuta con caballos, alternando con los novilleros Segundo Arana y Valenciano. Los novillos pertenecieron a Trespalacios, y el Choni le cortó las dos orejas y el rabo al tercero de la tarde, suspendiéndose la novillada en ese momento por la lluvia torrencial que caía.
El 19 de abril de 1943 debuta en Las Ventas de Madrid con un encierro de Arranz para Parejo, Angelete y Choni, que obtiene ovación en el tercero de la tarde y le corta una oreja al sexto. Toreó este año 23 novilladas.
En 1944 lleva toreadas 34 novilladas, cuando recibe la alternativa en Valencia el 15 de octubre, de manos de Manuel Rodríguez “Manolete” (última que daría el monstruo), el testigo fue Manuel Álvarez “Andaluz” y reses de Escudero Calvo.
Confirmó en Las Ventas el 6 de mayo de 1945 de manos de Pepe Bienvenida con toros del vizconde de Garcigrande, y testigo Rafael Albaicín. Choni cortó una oreja.
El éxito inicial le llevó a torear en México. En ruedos de ambos continentes alternó con las figuras del momento.
A finales de 1946, después de haber intervenido a lo largo de esa campaña en veinte funciones de toros, cayó herido de gravedad en el coso zaragozano, en el transcurso de uno de los festejos de la Feria del Pilar (concretamente, el verificado el día 13 de octubre). A pesar de este serio contratiempo, afrontó la temporada siguiente con bríos renovados, y, aunque un toro volvió a herirlo gravemente en Madrid el día 22 de mayo, puso fin a dicha campaña de 1947 después de haber toreado cuarenta y tres corridas (en una de las cuales, celebrada en la Maestranza sevillana el día 22 de abril, cosechó un triunfo memorable al desorejar a un burel marcado con el hierro de Manolo González).
En 1947 confirma su alternativa y toma la alternativa Félix Briones, en la Monumental Plaza México, ambos llevando como padrino a Lorenzo Garza. El primero con “Lotería Nacional” y, el segundo, con “Huerfanito”, de Zotoluca.
En 1948 torea 36 corridas, que bajan a 5 en 1949, por lo cual se retira de los ruedos españoles y solo torea en 1950 y 1951 en Colombia y México.
El 15 de agosto de 1952 reaparece en Játiva, y el 7 de septiembre torea en Barcelona.
A Madrid vuelve el 3 de mayo de 1953, quedando patente su claro declive.
El 6 de abril de 1958 volvió a enfundarse el vestido de torear en Murcia para dar la alternativa a Francisco Antón Marín “Pacorro” y esta fue su despedida de los ruedos.
'El Choni' estuvo considerado como uno de los referentes en el toreo de finales de los cuarenta y la década de los cincuenta tanto dentro como fuera de España. Además de actuar muchas tardes con 'Manolete', compartió carteles con otros toreros que han sido referentes también en su época, como Domingo Ortega, Luis Gómez 'El Estudiante', Pepe Bienvenida, Pepe Luis Vázquez, Luis Miguel Dominguín, Pepín Martín Vázquez, Antonio Bienvenida, Antonio Ordóñez, o con los mexicanos Carlos Arruza, Silverio Pérez y Lorenzo Garza, entre otros. 
Tras la muerte de Manolete su carrera fue perdiendo fuelle, hasta su retirada en 1958 en Murcia.
Murió en Murcia el 22 de abril de 2010, a los 90 años de edad tras sufrir una grave y penosa enfermedad.


            ACTUACIONES EN LA PLAZA DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA


 1945
25 de julio; Jaime Marco “El Choni” fue sustituido por Mario Cabré.

1948
1 de agosto; Dos cosas se olvidaron los mozos de estoque al hacer los equipajes de sus toreros. El bote de finura y suavidad, para rociar la capa de Escudero y el capote de El Choni que estuvo eclipsado toda la tarde. Son olvidos imperdonables, aunque ellos, los mozos no tengan la culpa.
El Choni sonrió repetidas veces, para que viéramos que estaba allí, aunque sin capote. Dio molinetes y afarolados, en los mismos pitones del cornúpeta. Citó, desde lejos, al natural, a un toro que había que llegarle a la cara y estuvo breve matando, por lo que en el primero dio la vuelta al ruedo, devolviendo prendas, no así en el segundo que se retiró a deliberar.



1949
31 de julio; Al éxito contribuyeron los toros del Marqués de Villamarta, a los cuales no cesó el público de aplaudir. Quede al margen el lidiado en quinto lugar, que por defecto visual y alguna otra perceptible molestia ofreció dificultades al lucimiento del Choni, pero anótese en su haber la seria avería de un penco, dado de baja en el taller de reparaciones.

Choni deleitó a la concurrencia en la lidia de su primer enemigo, cuya muerte brindó al General Varela, advirtiéndose que el diestro valenciano marcha por caminos de recuperación. Muy buenas sus ceñidas verónicas y sus estatuarios y manoletinas con la flámula; todo esto muy cerca y con reposo y arte. Mató pronto y paseó en triunfo por el redondel mostrando las orejas del de Villamarta. Al quinto toro, el único que ofreció dificultades como ya anotamos, lo pasaportó decorosamente por lo que el público le mostró su complacencia. 


(para ver las fotos aumentadas de tamaño, pinchar dicha imagen).