viernes, 30 de junio de 2017

Rafael Jiménez Castro "Chicuelo"

José M. Rojas- Nació en Sevilla el 7 de marzo de 1937, hijo del trianero Manuel Jiménez (Chicuelo), nieto de Manuel Jiménez Vera y hermano del novillero Manuel Jiménez Castro.
Luego de una cuidadosa preparación en tentaderos y fiestas camperas, se viste el primer traje de luces para matar una novillada picada sin pasar por el grado de becerrista sin caballos. El evento se celebra en la plaza de Cabra (Córdoba) el 24 de junio de 1952; las reses son de Juan José Cruz y le acompaña Pepe Ordóñez. (Contaba 15 años de edad).
Torea este su primer año cinco novilladas y seis el siguiente de 1953.
Se presenta en Barcelona el 12 de julio de ese 1953. Permanece inactivo durante 1954, volviendo a los ruedos en 1955 y toreando cinco novilladas, que suben a 11 en 1956.
En 1957 torea 27 novilladas, entre ellas la presentación en Madrid el 30 de mayo alternando con Enrique Orive y El Trianero con reses de Eusebia Galache de Cobaleda. Tuvo una buena tarde, cortando una oreja y siendo muy aplaudido.
Lo repiten en el coso madrileño los siguientes días 16 y 20 de junio.
El 31 de agosto sufrió una contusión importante en el pie, toreando en Almería.
Toma la alternativa en Sevilla el 6 de abril de 1958, vestido de rosa y oro y siendo su padrino Antonio Ordóñez y el testigo Manolo Vázquez; las reses fueron de Carlos Núñez.
La confirma en Madrid el siguiente 16 de mayo de manos de Antonio Bienvenida, testigo Manolo Vázquez, y las reses pertenecen a Salustiano Galache.
La temporada de 1959 llevaba toreadas 17 corridas como matador de alternativa, cuando decide retirarse después de una corrida toreada en San Sebastián el 16 de agosto. (Esta fecha cogida de la enciclopedia Los Toros de José Mª de Cossío, no es correcta, ya que hemos consultado la hemeroteca de ABC y ese día no toreó Chicuelo).
Reaparece el 12 de agosto de 1962 en el coso mejicano de Tampico, con reses de Santín y acompañado de Jaime Bravo y Rodolfo Palafox.
En 1963 solo toreó una corrida y en la siguiente tres.
El 29 de marzo de 1964 torea en la Maestranza de Sevilla con reses de Salvador Guardiola
De nuevo se retira y reaparece en 1967 para torear tres corridas y dos en 1968.
Apartado de los ruedos desde mayo de 1968, reapareció en Sevilla el 27 de abril de 1981, alternando con Curro Romero y José María Manzanares con toros de Carlos Núñez y vuelve a torear en el mismo coso el siguiente 2 de mayo con ganado de Sayalero y Bandrés junto a Curro Romero y Manuel Ruiz “Manili”.
Se pasó a la fila de los banderilleros y el 30 de agosto de 1985 actúa en Almería como auxiliador del rejoneador Javier Buendía, donde resultó pisoteado por un toro de Hermanos Santamaría, teniéndose que amputarle el dedo anular de la mano derecha.
Dos hijos suyos también fueron novilleros; Manuel y Curro Jiménez.
El 23 de Octubre de 2015 dio una conferencia taurina junto a Rafael Torres, en la Peña “Círculo de la amistad”.



         ACTUACIONES EN LA PLAZA DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA


1957

21 de julio; Como estaba anunciado, Rafael Jiménez “Chicuelo”, Curro Romero y Alfonso Ordóñez, se las entendieron con seis novillos de don Fermín Bohórquez, dóciles y bravos; no exagerados de presencia, pero sí de preciosa lámina.
Chicuelo ha dejado buen sabor de boca con su toreo alegre y pinturero. Busca y elige bien los terrenos, lo mismo con su capotillo que con su florida muleta para practicar unos cursillos de la auténtica escuela sevillana. Las palmas y los piropos se sucedían durante todo el curso de sus acertadas intervenciones, cortando una oreja en su primero después de una estupenda estocada, y en su segundo que mata de una entera algo trasera; pero como el tapaba para el descabello, repite en la suerte suprema y mata de un pinchazo y una entera baja con vómito, dando dos vueltas al ruedo y saliendo al final a hombros. En resumen, que el chiquillo de Chicuelo se trajo el frasquito de esencia marca de la casa, y dejó impregnado el aire con el mejor de los aromas torero.

1958
3 de agosto; Rafael Jiménez “Chicuelo”, no tuvo uno de los que le cupo en suerte, que le ayudara a levantarle los ánimos. Fue aplaudido en algunas intervenciones con el capote y mató con precauciones. Ya que si alguna vez está justificado echarse fuera, es cuando los toros derrotan por alto y no permiten el cruce. En resumen: que Chicuelo estuvo lo mismo que sus dos compañeros, cuando aquellos como a éste correspondieron los que no fueron fáciles para el adorno y la filigrana.
Y esto fue lo que dio de sí la “moruchada” que los hermanos Peralta enviaron al Puerto, para “chafarnos” los buenos deseos de los espadas, a los que podríamos aplicarles la famosa lamentación de Pepe Moros: “Cuando hay toros, no hay toreros; y cuando hay toreros, no hay toros”.


1963

3 de marzo; Resultó entretenido el festival taurino del domingo.
Se anunció para el 10 de febrero Chicuelo sustituyó a Chamaco.
Rafaelito Chicuelo estuvo pinturero con el capote y decidido con la muleta y estoque. Hubo para él otra oreja.
Chicuelo hijo, faena pinturera. Una oreja.

1964
16 de febrero;                             SUSPENDIDO
Festival taurino patrocinado por el Excmo. Ayuntamiento, organismo rector del Patronato Municipal de la Vivienda.
Se iban a lidiar seis bravos novillos de las prestigiosas ganaderías de D. Eduardo Miura, D. Carlos Núñez, D. José María Soto de la Fuente, D. José Luis Osborne, D. Manuel Camacho y Doña Francisca García Villalón.

ÚLTIMA HORA TAURINA

Debido a la inseguridad del tiempo, el festival taurino anunciado para mañana, queda aplazado para el día 1 de marzo. (Cruzados del 15-2 1964).


(Para ver las fotos aumentadas de tamaño, pinchar dicha imagen).