lunes, 19 de junio de 2017

Tarde triunfal en el cierre del Corpus en Granada

Granada. Feria del Corpus. 4ª de abono. Más de media plaza.

Corrida de Rejones.

Toros de la ganadería de Benítez Cubero y uno de Pallarés.

Andy Cartagena: Oreja y dos orejas.

Diego Ventura: Oreja y dos orejas.

Lea Vicens: Oreja y oreja.

Tarde triunfal y de emociones la que se ha vivido esta tarde en el coso granadino en la corrida de rejones que cerró el abono de la Feria del Corpus. Un festejo que estuvo marcado por el recuero de la muerte del matador de toros Iván Fandiño en el ambiente y en los propios rejoneadores. Una corrida bien presentada, noble de buen juego en reglas generales. tras finalizar el paseíllo se guardo un respetuoso minuto de silencio en memoria del matador de toros Iván Fandiño. Los tres rejoneadores no salieron a hombros en señal de luto.
Cartajena cuajó una actuación muy completa al cortar tres orejas en una tarde en la que el alicantino brilló en banderillas a lomos de Picasso y Cupido en su primero. Antes dejó dos rejones dos rejones de castigo con Cuco a un toro con muchos pies de salida. Paseó una oreja. En el cuarto cortó las dos orejas después de una faena vibrante. Con Humano se alzó de manos y con Iluso formó los momentos más brillantes en banderillas. Finalizó con un rejón en buen sitio y dos orejas para una labor muy meritoria.

Tarde comprometida de Ventura en Granada y triste por la muerte de su amigo Fandiño. Brindó al cielo su primer toro y a losmos de Nazarí templó al de Benítez Cubero. Luego llegó Fino pisó terrenos muy comprometidos y anduvo espectacular en los pares de banderillas. Lo mató de un rejón caído. Oreja y petición de la segunda. Ante el quinto, el de la Puebla cuajó una actuación importante y brillante. Cortó dos orejas después de formar un lío en banderillas a lomos de Remate. Tampoco faltaron los pares a lomos de Dólar sin cabezada. Puro espectáculo ante el toro de Pallarés. Dos orejas.

Lea Vicens paseó la oreja del tercero tras una faena importante con un toro encastado y al que entendió a lomos de Bético y de Diluvio. Estuvo por encima de un toro con raza con el que brilló con los pares al violín a lomos de Greco, sobre todo en las cortas. Faena con temple. Cortó una oreja. En el que cerró plaza, un toro que se paró y donde la rejoneadora hizo una faena exponiendo mucho. Con Guitarra de salida dejó dos rejones de castigo. Buenos pares de banderillas a lomos de Gacela y Deseado. Y con Espontaneo puso el epílogo a una faena comprometida y a la altura de una plaza como la de Granada.