viernes, 14 de julio de 2017

Carlos Corbacho Román

José M. Rojas- Nació en La Línea de la Concepción el 9 de abril de 1942.
Se vistió por primera vez de luces en su tierra natal el 16 de octubre de 1960, alternando con Antonio Rueda, Rafael Valencia y Manuel Pérez Brioso, lidiando reses de Álvarez Hermanos.
Debutó con caballos el 18 de julio de 1961 en La Línea junto a Baldomero Martín “Terremoto de Málaga” y Manuel Benítez “El Cordobés”, lidiando novillos de José Belmonte.
El 17 de agosto de 1961, toreando en Jimena de la Frontera, en compañía de Rafael García Pacheco, en la lidia del tercero, al entrar a matar, se hundió la plaza resultando 6 espectadores muertos y 150 heridos. (Tres días después torearía en El Puerto)
Se presenta en Madrid como novillero el 2 de septiembre de 1962 con novillos de Felipe Bartolomé y acompañado de Mauro Liceaga y Mondeño II.
Toma la alternativa en Sevilla el 29 de septiembre de 1962 de manos de Julio Aparicio, testigo Victoriano Valencia y con toros de Belmonte.
La confirma en Madrid el 22 de mayo de 1965 matando reses de Castillejo con Manolo Vázquez como padrino y de testigo Fermín Murillo.
En 1964 tiene un gran triunfo en Sevilla en la corrida del Corpus, toreando junto a Álvaro Domecq, Curro Romero y Manolo Amador con toros de Buendía, cortando las dos orejas a uno de ellos.
Se hirió con el estoque toreando en Valencia el 18 de marzo de 1963, al entrar a matar a un toro de María Montalvo; saltó el estoque y se lo clavó en el muslo derecho.
El 1º de junio es operado en Barcelona de una lesión vertebral y surge una inesperada complicación al inyectarle en la pierna un calmante que reactiva unos microbios existentes en una bolsa cerrada en falso producida por la herida ocasionada en Valencia en 1963. Se presenta la gangrena gaseosa y ha de ser amputado el miembro urgentemente.

En 1962 toreó dos corridas, 19 en 1963, 31 en 1964, 16 en 1965 y 12 en 1966.
El 9 de septiembre de 1965 toreó en Ronda la corrida Goyesca con tres toros de Carlos Núñez y 3 de Núñez Hermanos, acompañado de Fermín Bohórquez, Antonio Bienvenida y Antonio Ordóñez. Corbacho sustituyó a Curro Romero.
Carlos Corbacho supo rehacerse del duro golpe y darle un giro a su vida profesional, convirtiéndose en empresario taurino, trabajo que desempeñó con éxito y profesionalidad durante muchos años. Curiosamente, un estoque volvió a ser protagonista de una historia con tintes de tragicomedia en la que el perjudicado fue de nuevo el ex-torero, cuando el 27 junio de 1987 el diestro algecireño Pedro Castillo, indignado por no haber sido incluido en los carteles de la feria taurina de su localidad, atacó con una espada de matar toros a Corbacho, quien tuvo la serenidad de agarrar el estoque con las manos y desviar su trayectoria, sufriendo una herida de 5 cm en el brazo izquierdo y secciones en los tendones de dos dedos. Afortunadamente el lesionado se recuperó bien de sus heridas, siendo detenido su agresor, que por lo visto se había ofuscado y no pretendía hacer más daño que el realizado, como lo demuestra la ulterior condena por delito de lesiones graves. Suceso aparte, Carlos Corbacho se incorporó a la lista de esos toreros a los que las circunstancias impidieron llegar tan lejos como apuntaban.
La Escuela Municipal de Tauromaquia “Miguel Mateo Miguelin” y la Asociación de Aficionados Prácticos Taurinos han organizado una charla coloquio que tendrá como protagonista al ex matador de toros, empresario y ganadero Carlos Corbacho, quien disertará sobre “El momento de la fiesta de los toros”, según ha informado la teniente de alcalde delegada de Feria y Fiestas, Juana Cid.

La cita se ha fijado para las ocho de la tarde del próximo jueves, en los salones de la Sociedad Casino de Algeciras, y la entrada será libre para todos los asistentes.
(05/04/2016)


          ACTUACIONES EN LA PLAZA DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA


1961

6 de agosto; Carlos Corbacho, primer espada del cartel, demostró que sabe el sitio que pisa en la plaza. Con la capa lució bastante el linense pero donde demostró su buena clase fue en dos tandas de naturales con la izquierda propinada a su segundo de impecable factura. Buenos pases, que remató con dos airosos de pecho. Mató muy bien y le concedieron las dos orejas por aclamación unánime. Al primero, excesivamente chico con un solo puyazo se le vino abajo y no hubo forma de hacerle faena vistosa. Fue muy aplaudido.
Carlos Corbacho, Antonio Ruiz y Rafaeli agradaron mucho a la numerosa concurrencia, de forma que al final fueron izados a hombros de los entusiastas y sacados de esta guisa de la plaza. ¡Lástima que el ganado no se prestara al lucimiento!
20 de agosto; Pero en fin digamos que Corbacho en esta ocasión ha gustado menos que la vez anterior. Al primero de la tarde le dio algunos pases muy bonitos especialmente los de la mano derecha; pero sin quietud, sin gracia, sin hacerse con el toro. Con el estoque en este toro francamente mal. En el cuarto tuvo la virtud de la valentía. Eso le valió el favor del público y además como mató de soberbia estocada le concedieron una oreja que ufano paseó por el ruedo.
12 de octubre; John Fulton sustituyó a Carlos Corbacho.
No pudo acudir por un percance sufrido en la plaza de Fuengirola el novillero linense Carlos Corbacho, siendo sustituido por el americano John Fulton el Yankee. Sustitución desafortunada e inexplicable, ya que sin querer señalar a nadie había toreros en el Puerto y muy cerquita del Puerto que hubiesen hecho un más lucido papel que el voluntarioso norteamericano.


1964

10 de mayo; Corbacho sustituyó a Santiago Martín “El Viti”.
Carlos Corbacho suministró a su primero, seis verónicas y media, suaves y con temple. El tercio de banderillas fue magnífico, teniendo los rehileteros que saludar. Con la muleta realizó una faena excelente, instrumentando circulares, estatuarios, molinetes, naturales y de pecho, pedresinas ceñidísimas y ayudados y entrando recto dejó una casi entera, que mató sin puntilla. Cortó dos orejas y hubo petición de rabo. El último salió muy corretón, huyendo cada vez que tomaba el capote y cuando Corbacho logró hacerse con él, lo lanceó con mucha voluntad y valor. La faena de muleta la inició el linense con dos muletazos por alto con ambas rodillas en tierra, temerarios, siguiendo con redondos y por alto, un molinete, varios con la derecha, instrumentados con sosiego y después de otros por alto, entró recto y atizó media estocada, que acabó con la corrida. Ovación, petición de oreja y paseo a hombros por el anillo.  


1964

14 de agosto; Carlos Corbacho toreó muy ceñido a su primero con el capote, estirándose mucho en tres verónicas. Se dobló bien por bajo en la faena de muleta y dio derechazos y dos tandas de redondos ligados con el de pecho. Sigue con giraldillas y ayudados de buen corte. Se tiró recto a matar, señalando un pinchazo sin soltar, otros dos, recibiendo el diestro un fuerte palotazo en la rodilla derecha y acabó con media. En el quinto lancea sin pena ni gloria, no viéndose nada destacable en quites. El toro arremete siete veces contra los piqueros saliéndose suelto en todas. Faena breve intercalando varios pases con la derecha y por alto, que no agradan al público. Pinchazo y estocada. Pitos.


(Para ver las fotos aumentadas de tamaño, pinchar dicha imagen).