viernes, 28 de julio de 2017

Francisco Casado Escalante "Paquito Casado"

José M. Rojas- Nació en Sevilla el 20 de mayo de 1923.
Estaba emparentado con Lola Casado, la primera mujer apoderada de toreros y que llevó los destinos de Mondeño en 1969. Su padre, empresario taurino, era conocido popularmente con el apodo de «Fatigón».
Comenzó sus estudios de bachillerato, pero su vocación lo llevó al toreo. Por las amistades de su familia, recorrió los tentaderos de distintas ganaderías asesorado por su padre.
Se presenta por primera vez en público en una novillada nocturna en Sanlúcar de Barrameda, el año 1935, matando un añojo con tanta gracia, que lo repiten tres veces en dicha plaza.
Continúa su carrera de becerrista y en 1939 empieza a torear con caballos en plazas importantes, entre ellas la de Barcelona, en la que logra un gran triunfo el 4 de junio.
Se presenta en Las Ventas el 25 de julio con ganado de Pérez de la Concha, acompañado de Ricardo González y José Jiménez “Chicuelo”. El 10 de agosto lo repiten y corta una oreja.
45 novilladas torea en 1940, cuando decide tomar la alternativa en El Puerto de Santa María, de manos de Manuel Jiménez “Chicuelo”, testigo Vicente Barrera y con reses del marqués de Villamarta. Toreó esta temporada 13 corridas de toros.
El 31 de mayo de 1942 confirma su alternativa en Madrid de manos de Nicanor Villalta, con toros de Antonio Pérez y asistiendo de testigo Rafael Ortega “Gallito”.
Torea 26 en 1941, 29 en 1942, 26 en 1943, 7 en 1944 y 5 en 1945, año en que decide retirarse del toreo.

Se retiró en 1945 en la plaza de Aracena (Huelva)
Fue un torero muy valiente y bullidor, de estatura pequeña. Muchas veces toreaba con una quietud y aplomo, que hacía olvidar su pequeña estatura.
No favoreció a Paquito Casado su época, ya que hubo de enfrentarse a Manolete, Pepe Luis, Bienvenida, Chicuelo, Vicente Barrera, Gallito, Miguel del Pino, Arruza, José Ignacio Sánchez Mejías, Juanito Belmonte, Cagancho, Gitanillo de Triana, Domingo Ortega, etc.
Cogidas no tuvo muchas; en Barcelona el 28 de mayo de 1939 cornada en el muslo izquierdo; en Sevilla el 15 de junio de 1940, cornada en el cuello y con destrozos del paquete bascular.
Después de retirado se dedicó a negocios taurinos. Llegó a ser empresario de alguna plaza y durante muchos años fue veedor de la empresa Pagés, que gestiona la Real Maestranza de Sevilla.
Falleció en Sevilla el 16 de noviembre de 2009, a los 86 años de edad, tras larga enfermedad.


         ACTUACIONES EN LA PLAZA DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA


1938

17 de julio; Paquito Casado (dichosa la rama que al árbol sale) hizo muchos trucos de Charlot y no me gustó, mejor dicho, me agradó menos que en San Fernando aprovechando aquel colorao que se caía, hizo en él tocaduras de pitones y lucimientos que al público causaba mofa. Mató deficiente, pero pronto.



1939
25 de junio; Novillada a beneficio del Santuario de la Virgen de la Cabeza.
Paquito Casado fijó a su primero con cuatro verónicas magníficas y media soberbia. En quites toreó por faroles, rematando con media verónica de rodillas. La muerte de su segundo se la brindó al diestro mejicano Armillita, realizando faena plena de arte y salsa, saliendo desarmado al torear tan cerca. No tuvo fortuna matando, dando varios pinchazos y descabellos. Aplausos. En el último de la tarde, de muchos pitones, se la jugó de verdad. Trasteó con inteligencia pero volvió a pinchar varias veces. Palmas.


1940
4 de agosto; Paquito Casado no hizo más que abrirse de capa cuando el novillo, que cabeceaba, le empitonó por la boca, dándonos la sensación de una cornada de importancia. Afortunadamente no tuvo confirmación esto. Era su despedida como novillero y acabó con una cornada en el velo del paladar.
1 de septiembre; Quizás mi opinión no sea acertada pero entiendo que Paquito Casado se ha precipitado al doctorarse, y mucho más metiéndose para su debut con toreros tan “pasados” como Barrera y Chicuelo, los cuales son veteranos que descubren a los noveles en todo momento.

Paquito Casado, puso valentía y voluntad, que no llegaron a agradar por el contraste con los otros dos matadores, al toro que Chicuelo le sacó los lances mencionados; él que no veía el defecto del toro, cada vez que lo toreaba salía achuchado. Matando valiente.

Pepe Luis y Paquito Casado

(Para ver las fotos aumentadas de tamaño, pinchar dicha imagen).