domingo, 9 de julio de 2017

Oreja para Ureña y Garrido en una complicada corrida del Puerto

Pamplona. Feria del Toro y San Fermín. 5ª de abono. Lleno de "no hay billetes".

Toros de las ganaderías de Puerto de San Lorenzo y el (6º) de La Ventana del Puerto.

Curro Díaz: Saludos y silencio.

Paco Ureña: Oreja y silencio.

José Garrido: Silencio y oreja.

Tarde agradable en los tendidos de la monumental de Pamplona.Una corrida seria, en tipo y bien presentada, complicada de lidiar y dificultosa, destacando el 2º bueno con casta. En el paseíllo se desmonteraron José Garrido que debutaba y Paco Ureña (creemos que en homenaje a Víctor Barrio porque se cumplía un año de su fallecimiento).  Pablo Saugar Pirri entró en la enfermería y estaba siendo intervenido de una fuerte cornada en el abdomen.

Dos debuts había hoy en Pamplona, el del torero de Badajoz José Garrido y el de la ganadería de Puerto de San Lorenzo. Un debut ganadero que comenzó con "mal bajío" pues el primer cornúpeto prendió al torero de plata Pablo Saugar Pirri, propinándole una grave cornada en el abdomen. Curro Díaz se llevó el peor lote, no pudo lucirse de capa porque los toros salieron abantos, cosa también típica en este encaste. Dos esfuerzos que no obtuvieron recompensa, porque a su primer astado, tras ser brindado al respetable, le costaba tirar para delante y soltaba la cara, sólo una tanda sacó el jienense, con buena estética pero no hubo más. Media tendida, descabello y volvió a entrar a matar con una estocada. El cuarto de la tarde fue un marmolillo, muy parado, sin trasmitir, expuso Curro buscando sacar algo pero fue imposible con este ejemplar que acabó rajándose. Dos pinchazos, pinchazo hondo y estocada.

Se animó Paco Ureña a la verónica con el segundo astado, tras brindar al matador mejicano Arturo Macías. El de Lorca ofreció una buena faena a una res que tenía recorrido y humillaba, el matador lo llevaba largo y con ligazón, faena de altibajos pues el toro, encastado, no se dejaba someter con facilidad, faena larga que le valió un trofeo. Estocada. El quinto fue en toro que se defendía, muy complicado, andarín y sin ritmo alguno. Tiró de gallardía Ureña para mostrar a su antagonista por ambos pitones, pero el burel era muy irregular y descompuesto. Dos pinchazos y estocada desprendida.

El toro del debut de José Garrido, tercero de la tarde, fue una prenda. Un morlaco con guasa, manso y con dificultad. El diestro le cambió varias veces los terrenos, intentando sacar algo, pero fue imposible con este descastado, que además con los aceros le hizo pasar las de "Caín" al matador. Pinchazo hondo, media tendida, bajonazo y cuatro descabellos. En el sexto y último astado, de la ganadería de La Ventana del Puerto, se pudo lucir el extremeño en un quite por verónicas. Con la franela inició de rodillas haciendo que el respetable le diera importancia a la faena. Garrido supo encauzar las embestidas de este ejemplar de otro encaste, bien estuvo el torero ligando pases y acabando metido entre los pitones del animal. Pinchazo y estocada un pelín tendida.