viernes, 21 de julio de 2017

Ricardo Paulo Chibanga

José M. Rojas- Nació en Lourenço (Mozambique) el 8 de noviembre de 1947, en el seno de una familia humilde; su padre regentaba una confitería y su madre se ocupaba de sus siete hijos.
En la capital de Mozambique existía una plaza de toros, no muy lejos del domicilio familiar. Allí se colocó Ricardo a los 9 años, repartiendo la cartelería.
Poco a poco fue despertando en él su afición por los toros.
En su casa jugaba con dos amigos, con un paño rojo y dos palos adornados con cintas, confeccionadas por él, emulando a Diamantino Vizeu y Manolo Do Santos.
Consigue que un apoderado se fije en él y le ofrezca ayuda, actuando por primera vez en la parte seria de un espectáculo cómico-taurino.
Viaja a Portugal y se incorpora a una escuela taurina que funcionaba en la localidad de Goleja; allí comienza su etapa novilleril.
Debutó en público el Campo Pequenho en 1965 junto a Antonio Do Careno y Joaquín Barroca.
Entre los años 1968 y 1970 torea más de 70 novilladas por Villafranca de Xiles, Santarem y Campo Pequenho.
El apoderado Manuel Carreiro se fija en él y se lo lleva a Sevilla, entrenando con Rafael Torres y Paco Camino. Entonces empieza a aparecer en los carteles con el apodo de “El Africano”.
En el año 1967 se presentó en San Sebastián de los Reyes y en la temporada de 1970 torea 64 novilladas.
En Madrid debuta el 19 de marzo de 1970, junto a Manuel Linares y Rafael Sánchez Vázquez con novillos del Jaral de la Mira y El Pizarral.
Toma la alternativa en Sevilla el 15 de agosto de 1971, de manos de Antonio Bienvenida con toros de Pérez Angosto y testigo Rafael Torres. Chibanga cortó una oreja.
A partir de aquí recorre toda España, toreando en todas las plazas.

En Julio de 1973 se presenta en su plaza Mozambiqueña.
Confirma su alternativa en Las Ventas madrileña el 14 de abril de 1974 de manos de Gregorio Lalanda y testigo Agapito Sánchez Bejarano. Los toros son de Charco Blanco.
En 1973 torea 14 corridas y 18 en 1974.
En México debutó el 14 de enero de 1979, en El Gaullo (Jalisco), alternando con Humberto Moro y toros de Matancillos, completando el cartel el rejoneador Gerardo Trueba.
Se mantiene en los ruedos hasta el año 1974, cuando una afección en la vista le obliga a dejarlo.
Decidió seguir en el mundo del toro y se dedicó a organizar festejos por localidades portuguesas, con dos plazas portátiles y así continuaba cuando contaba 70 años de edad.



                 ACTUACIONES EN LA PLAZA DE EL PUERTO DE SANTA MARÍA


1971

20 de marzo; Se anunció para el día 19 y hubo que aplazarlo debido a la lluvia.
El torero de color Chibanga salió vestido de lila y oro. Dio lances regulares a su primero y al llegar al quinto el viento le lió el percal al cuerpo. Quitó por chicuelinas valiente. Después colocó tres inmensos pares de banderillas. Brindó a Galloso y comenzó la faena de muleta con cinco pases rodillas en tierra. Intentó torear sobre la derecha y la zurda, sin colocarse debidamente, hasta ligar una serie de media docena de pases con muy buena calidad. Estocada entera y una oreja. En el cuarto dio seis lances y se adornó con un recorte. El novillo recibió cuatro varas, protestándose el castigo. Volvió a banderillear bien y en la faena de muleta no se pudo lucir porque el novillo acusó el castigo. Sacó cuatro derechazos de buena factura. Mató de pinchazo hondo, estocada y descabello al tercer intento.
17 de mayo; Ricardo Chibanga, de celeste y oro, salió arrollado en su primer enemigo –primero de la tarde-al ligar una chicuelina. Quitó por faroles y no estuvo muy lucido en banderillas. Comenzó la faena de muleta con cinco pases rodilla en tierra. Siguió valiente sobre ambas manos aunque sin mucho mando. Terminó de media estocada y dos descabellos. Vuelta al ruedo. En el cuarto de la tarde fue aplaudido al lancear. Brindó a sus compañeros de cartel y estuvo muy valiente, saliendo atropellado más de una vez para terminar de estocada espectacular. Cortó una oreja y fue muy aplaudido.


13 de junio; Ricardo Chibanga dio unos lances en el que abrió plaza, seguido de unas chicuelinas. Se hizo ovacionar fuertemente en banderillas y brindó a sus compañeros de terna. La faena de muleta la inició con tres ayudados y estuvo más decidido que en anteriores oportunidades. Destacó una serie de naturales que cerró con uno de pecho, muy bueno. Siguió con más pases sobre la derecha y cuando la res igualó, acabó de estocada hasta la mano entregándose en la ejecución. Le fueron concedidas las dos orejas. En el cuarto no hizo nada con el capote; clavó dos pares de banderillas, con mucha exposición, defectuosos. La faena de muleta fue variada, con unos naturales que fueron lo mejor de su labor. Dio un molinete rodillas en tierra y ligó varios pases con la zurda en los que destacó el temple. Terminó de pinchazo, media estocada tendida y descabello a la primera. Una oreja y vuelta.

22 de agosto; El mozambiqueño Ricardo Chibanga salió vestido de lila y oro; en su primero, comenzó la labor con dos lances, saliendo achuchado al colarse el toro. Clavó tres pares entre ovaciones. Brindó al público y comenzó con unos pases de tanteo, tropezando con un toro muy probón; expuso y consiguió naturales –dos series- cerrados con los de pecho; otras dos series, valiente y terminó de pinchazo, estocada atravesada y descabello a la segunda. Ovación. En el segundo estuvo muy valiente con el capote en unos lances ajustados, que ligó con dos chicuelinas. También colocó tres pares de banderillas. Igualmente brindó a la empresa. Mientras brindaba, los peones del mozambiqueño llevaron al toro hasta las tablas y allí le hicieron derrotar fuertemente. Rompió una de ellas, pero también se partió el pitón derecho. Así poco pudo hacer Ricardo, en un toro que con poco castigo en varas, pudo dar mejor juego que los demás. Unos pases por el lado izquierdo y ante el requerimiento del público y porque el animal estaba ya descompuesto, mató de pinchazo y estocada, siendo fuertemente ovacionado.


(Para ver las fotos aumentadas de tamaño, pinchar dicha imagen).